27 de octubre de 2016

Tour por Bélgica: Gante - Gent - Gand

A menos de una hora en coche de Bruselas y con buena conexión por tren, llegamos a Gante para seguir con nuestra gira por Bélgica.

Gante, Gent (en neerlandés), Gand (en francés), es la capital de la provincia de Flandes Oriental. Es decir, está al norte de Bélgica, en la región flamenca y allí nacieron Carlos I y el inventor de la ley D'Hont, entre otros ilustres ganteses.


Es una gran ciudad medieval, con numerosos edificios históricos y mucha vida cultural y de ocio. Da para mucho, así que, para los que vivimos en Bruselas, es una gran alternativa a la excursión a Brujas que todas nuestras visitas quieren hacer. Y no quedarán defraudados.

Paso obligado por la oficina de turismo, bien surtida.
En nuestra primera visita nos hemos limitado a dar un paseo por la ciudad, visitar la Catedral, degustar sus platos típicos y pasar un día en el que el tiempo, a ratos, no acompañaba, pero también forma parte de lo típico de aquí, ¿o no?.



En Gante también encontrarás edificios art nouveau, como éste para el movimiento socialista, por cierto, en Gante nació uno de los principales arquitectos de art nouveau, Victor Horta.


El Campanario Municipal de Gante, de 95 metros con un dragón en lo alto para vigilar la ciudad desde 1380. Tiene un carillón que sigue funcionando.

No hay que dejarse asustar por los nubarrones en Bélgica... 
La Iglesia de San Nicolás (Sint-Niklaaskerk), de estilo gótico, es uno de los monumentos más destacados de Gante. Empezó a construirse en el s XIII y se caracteriza por su piedra azul grisácea.


La Casa Gremial de Albañiles del s. XVI

A los más pequeños les encantará porque tiene canales que pueden recorrerse en barco cubierto o descubierto (más info aquí), el Castillo de los Condes de Gante y por sus cuberdons...





El Castillo de los Condes de Gante (Castillo Gravensteen) está en pleno casco urbano y es un castillo que conserva toda la defensa en muy buen estado, es un símbolo de la ciudad y de Flandes por su buena conservación y merece la pena la visita. Tiene un museo de la tortura con guillotina incluida.


La Catedral de San Bavón es otro de los símbolos más destacados de la ciudad de Gante. Otra visita obligada.

Gent-Sint-Baafskathedraal vom Belfried aus gesehen

El retablo de la Catedral de Gante es una de las obras maestras de los hermanos Van Eyck, "La Adoración del Cordero Místico". Puedes verlo de cerca en éste enlace: http://closertovaneyck.kikirpa.be/
La entrada general a la Catedral cuesta 4€.

Otra de las cosas que más llama la atención de Gante es la mezcla de estilos arquitectónicos. Su moderno Pabellón Municipal, de madera, cristal y hormigón, es un buen ejemplo. Tiene un espacio cubierto donde descansar, escuchar a los músicos que tocan debajo, con restaurantes y cafés y acceso con rampas o escaleras a las calles aledañas.


Si haces la excursión en Navidad, debajo es donde instalan la pista de patinaje sobre hielo.

Y si visitas Gante, no te puedes ir sin haber probado su mostaza, su Waterzooi y sus cuberdons.

La mostaza típica de Tierenteyn se lleva fabricando desde 1790 y su tienda y fábrica merece la pena si eres amigo de la gastronomía. Está en Groetenmarkt 3.

El Waterzooi es un guiso (de pescado o pollo) típico de Gante. Es un guiso con verduras (zanahoria, patata, apio) con un caldo denso y el pescado o el pollo. Muy reconfortante en los días fríos y lluviosos del norte.

Y de postre un dulce típico. Los cuberdons/neuzekes... son un dulce con forma de "nariz", un cono de almíbar y goma arábiga, una especie de gominola, con el interior un poco líquido. Los típicos son de frambuesa, pero a día de hoy los hay de decenas de colores. Son muy vistosos, pero hay que ser muy goloso. Avisados estáis.

Cuberdons

Nosotros seguro que volvemos. Nos ha quedado mucho por descubrir y muchos sabores de cuberdon por probar ;-)

¿Tú has estado? ¿Recomiendas algún sitio para ir en familia? ¿Qué es lo que más te ha gustado? ¡Cuéntame!

6 de octubre de 2016

Chicago cafe

Superada la rentrée y vuelta a la rutina en Bruselas, un día sales a la calle y hace un frío que pela. Es el momento de empezar a pensar en planes calentitos para cuando el parque sea un lugar inhóspito y se nos caiga la casa encima.

Uno de nuestros sitios favoritos para tomar algo en familia es, desde el invierno pasado, el Chicago cafe.


El Chicago cafe Un sitio estupendo para ir a tomar café, desayunar, un brunch, una merienda o degustar una de sus tartas. ¿La clave? Es un local espacioso, luminoso, adaptado para acceder con carrito o silla de ruedas. Y eso en Bruselas no es fácil de encontrar. Tiene un interior estilo post industrial y los muebles estilo retro, muy colorido y alegre.


Si además le añadimos que tiene una zona para que los más pequeños se entretengan con libros y juegos y los mayores podamos tener una conversación entre adultos, sin que se nos congelen los pies en el parque, la combinación es ganadora.

Los más pequeños tienen incluso su propio aseo sin tener que bajar y subir escaleras.

No os dejéis engañar, no es sólo porque se hayan acordado de que los que somos padres no sabemos a veces a dónde ir, en el Chicago cafe mucho público no va con la prole y eso se debe a su ambiente y a su menú, que cambia con regularidad y lo puedes consultar en su web. Incluye distintas fórmulas de desayuno o brunch, hamburguesas, tartines, quesadillas, pasta, ensaladas, menú infantil, dulces y una sección de tartas caseras que es una alegría para la vista.


Tengo debilidad por la tarta de zanahoria
Las tartas, además, las puedes encargar para tus celebraciones con un par de días de adelanto en su sección bakery, y puedes hacer tus celebraciones allí si reservas con tiempo.

A través de su Facebook puedes estar al tanto de las actividades que organizan, como sus talleres de yoga o sus concursos.

Más datos. 
¿Dónde está? En Rue de Flandre 45 (1000 Bruxelles). En el centro, muy cerca de Sainte-Catherine.
Horario: Abre todos los días de 9 a 17 horas.

Apuntadlo en vuestras agendas.

¿Has estado ya?
¿Me recomiendas algún otro sitio?