1 de marzo de 2016

Los invernaderos Reales de Laeken

Llega marzo, Pascua y en Bélgica aparecen flores en todas las esquinas. Literal. Hasta mis vecinos llenan de flores los alcorques de los árboles de la calle en un vano intento de que no se conviertan en puntos de recogida de basuras.

Tenemos ya ganas de primavera, de luz y de vidilla.

En Bruselas, la llegada de la primavera es muy esperada también porque durante tres semanas (normalmente las dos últimas de abril y la primera de mayo) se abren al público los Invernaderos Reales de Laeken (Serres Royales de Laeken - Koninklijke Serres van Laken).

Castillo de Laeken - Residencia de los Reyes de Bélgica

Junto al Castillo Real de Laeken, construido a finales del s. XVIII y residencia actual de los reyes de Bélgica, Leopoldo I (rey entre 1831 y 1865) y después Leopoldo II (rey de Bélgica de 1865 a 1909) fueron ampliando los jardines y fue Leopoldo II quien encargó al arquitecto Alphonse Balat la construcción de los invernaderos de estilo Art Nouveau, conectados entre sí por galerías y edificios exteriores y con un extenso jardín alrededor.

Se construyeron entre 1874 y 1905, son alrededor de 26.000 m2 espectaculares por dentro y por fuera.


Destaca la bóveda del gran invernadero conocido como "Jardín de invierno" (Jardin d'hiver - Grote wintertuin) de 1880 y tan grande que alberga incluso especies de palmeras.


El recorrido que se puede hacer por los Invernaderos permite visitar La Orangerie (con naranjos, rododendros, camelias), El teatro (uno de los últimos invernaderos que se construyó y que está dedicado a camelias), El Palmeral (con geranios, palmeras y plantas subtropicales y en donde en 1909 falleció Leopoldo II, lo que hace a la idea de lo apasionado que era de su "ciudad de cristal") que conduce al invernadero de Azaleas, la galería de geranios y fuchsias, El invernadero de espejo, El embarcadère (con una copia del David de Donatello), el invernadero de El Congo y el Jardín de Invierno.


Espectaculares por dentro y por fuera.




Azaleas rebosando el invernadero.


Una auténtica explosión de color.

El paseo exterior también permite divisar en el Jardín de Laeken la Torre Japonesa y el Pabellón Chino que Leopoldo II compró en la exposición Universal de París en 1900 y que trasladó a Laeken. Tiene unos 40 m de altura y está montada según las técnicas tradicionales japonesas. Actualmente alberga el Museo del Extremo Oriente.


El paseo y el recorrido por los invernaderos es un plan estupendo para toda la familia. A veces no es fácil acceder con carritos o sillas de ruedas (tiene tramos de escaleras) pero es bastante accesible.

Y mayores y pequeños no pueden perder de vista detalle, no sea que se pierdan la visión de alguna que otra sorpresa que depara la visita...

Me temo que tantos visitantes han molestado al Pitufo Gruñón - Le Schtroumpf Grognon
Datos importantes:
La entrada a los invernaderos cuesta 2,50€ para los adultos. Los niños entran gratis.
En 2017 podrán visitarse del 14 de abril al 5 de mayo. Cierra los lunes.
Están en Avenue du Parc royal / Koninklijk Parklaan
1020 Bruxelles - Brussel (Laeken)
www.monarchie.be

Y el recorrido puedes terminarlo comprando alguna lámina o libro de botánica o tomándote una taza de café. Y si tienes suerte y hace bueno, por qué no un pique-nique en el Parc de Laeken, o al menos un gofre o un helado de alguna de las muchas camionetas que se instalan para amenizar la espera.

Todo un plan que éste año tampoco me pienso perder.

4 comentarios:

  1. tiene muy buena pinta este plan, sobre todo si tiempo acompaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo fui incluso sin que acompañara y es una mañana preciosa llena de colores.. en Bruselas a veces reina la gama de grises y ocres. Menos mal que ya viene pronto la primavera :-)

      Eliminar
  2. La apertura anual de los invernaderos reales es un acontecimiento en Bruselas, muchas gracias por compartir en esta entrada cuánto habéis disfrutado de la visita en familia a este lugar mágico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un sitio precioso, por dentro, por fuera, por sus plantas y flores y arquitectónicamente hablando. Merece mucho la pena ir.
      Gracias por pasar por aquí a leerme :-)

      Eliminar

¿Qué te ha parecido? Deja un comentario s'il vous plaît ;-)