31 de diciembre de 2014

Mi nueva dirección

Es bueno acabar el año sabiendo que ya tengo a dónde mudarme y que no pasaremos mucho más tiempo con la familia desperdigada. Pero antes de contaros eso tengo que hablaros de dos cosas básicas en cualquier expatriación.

La primera de todas es la Carta de expatriación / Convenio de expatriación.

Las Mamás blogueras por el mundo lo cuentan muy bien aquí. Por haceros un resumen son las condiciones de la empresa que te manda a trabajar al extranjero (salario, ayudas, seguro médico, viajes, traslados, mudanza, vacaciones...). 

En algunos puntos el convenido será conciso y dirá qué cantidad estipula para cada cosa o qué ayudas incluye. En otros es posible que se convierta en una pesadilla por culpa de la retórica. 

La casa "se adecuará a las características personales y familiares del empleado"... Suena fenomenal ¿verdad? Sobre todo si la empresa de Papá 2.0 es una EFR.

Nosotros tuvimos que rellenar unos formularios contando cómo era nuestra familia (matrimonio, niña, bebé, gato) y cómo era la casa en la que vivíamos y a partir de ahí se ponía en marcha la maquinaria de búsqueda.

El otro concepto básico de una expatriación es el de Agencia de recolocación.

Ellos se dedican a ayudarte, aquí y allá en la búsqueda de colegio, casa y a tratar de resolverte todos los problemas que te puedes ir encontrando en la fase de traslado.

Nuestro problema ha sido que la empresa de Papá 2.0 no está habituada a expatriar a familias con hijos y no saben bien qué es eso de "adecuada a las características familiares" que decían en el convenio. Así que hemos pasado el último par de meses peleando cada habitación, cada metro cuadrado y cada minuto más cerca del colegio que quedara la casa. Y en mi primer viaje a Bruselas vi cosas que no creeríais y alguna que otra casa bonita no apta para una familia, pero perfecta para un soltero.

Así que tras meses durmiendo poco, estudiándome todas las agencias inmobiliarias y webs de alquileres, al final, el último día del año, hemos firmado el alquiler de una casa. Papá 2.0 la ha visitado. Yo sólo la he visto en fotos. 

El 2015 estará lleno de sorpresas. Espero que nuestra nueva dirección sea una muy grata que pronto sea un hogar.

Feliz 2015 a todos. Donde quiera que estéis. 

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Jez. Sé que tú sabes de lo que hablo. Espero verte por allí :-)

      Eliminar
  2. Mucha suerte, Guada!!
    Seguro que encuentras a "antiguos" amigos y buenas compañías :-)
    un abrazo

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido? Deja un comentario s'il vous plaît ;-)