30 de marzo de 2018

Stages de vacaciones en Bruselas

Lo primero que hace todo padre con hijos en edad escolar es comprobar el calendario de vacaciones y comerse la cabeza para conseguir encajar sus días de vacaciones con los de los niños. Menos mal que existen los stages para poder cuadrar las semanas.

Stages Bruxelles Brussels Brussel


En Bélgica el curso escolar, a grandes rasgos, es del 1 de septiembre al 30 de junio con 4 bloques de vacaciones:

  • Vacaciones de Toussaint o de otoño: durante la semana del festivo de Todos los Santos (1 de noviembre).
  • Navidad: normalmente un par de semanas del 23 a primeros de año, no siendo el día de Reyes festivo.
  • Carnaval: durante la semana en que coincida el Martes de Carnaval.
  • Pâques: dos semanas de vacaciones que coinciden con el Lunes de Pascua pero no siempre coinciden con la Semana Santa española (Jueves Santo y Viernes Santo). Las Escuelas Europeas tampoco coinciden siempre con el resto de escuelas en éstas vacaciones.

Al final del año el número de días lectivos es equivalente a España, pero distribuido de otra manera, cuestión de clima, festividades y de historia.

Resumiento, al margen de los 2 meses de verano y Navidad hay 4 semanas durante el curso en que los niños no tienen colegio y es entonces cuando todos los padres buscan los stages de vacaciones o campamentos urbanos, actividades que se contratan por semanas o quincenas (algunos por días sueltos) para tener ocupados a los niños en horario escolar.

A veces están organizados por el propio colegio, otras subvencionados por las empresas, las communes, las mutuas o asociaciones. Por supuesto, muchos son de iniciativa privada. Los precios, temáticas, edades a las que van dirigidos y duraciones varían mucho y hay que buscar el que mejor se adapte a nuestras necesidades (y que haya plaza), pero son una verdadera necesidad en una ciudad donde la mayoría estamos establecidos sin esa red de apoyo familiar, llámese tribu, llámese abuelos canguro, que solíamos tener en nuestros países de origen.

Para los recién llegados, nuevos padres o los que nunca se lo habían planteado antes, os doy algunas pistas de stages en Bruselas y alrededores a los que podéis apuntar a vuestros hijos.

Si buscas Stages subvencionados te recomiendo que compruebes la web de tu commune o de tu mutua, allí encontrarás la información detallada de opciones, precios y periodos de incripción.

Algunas ideas:
Las actividades deportivas son siempre una buena solución, podrás buscar stages de algún deporte en concreto para iniciar o perfeccionar, o también de varios deportes combinados. Algunos organizadores son, Action Sport, Tobbogan, Promo Sport, Centre de formation sportive, Melting Sport, Yacasports o en ULB Sports Kids, o los organizados por la VUBMikado Club... sin perder de vista la École de Cirque.

Mezclando actividades deportivas y artísticas puedes encontrar los que organiza Le Têtard.

Puramente artísticos: ABC (Art Basics for Children), de costura, Creadanse, C.Ramic, Art&Craft Academy, Lollipop, Le Wolf, Histoires de...

Stages musicales y artísticos en La chaise musicale, Jeunesses musicales o más de canto en Voix d'Or.

Para pacticar idiomas: inglés los de Kids&Us, Tutti-Frutti, español con Aprendiendo con Alter-Nos, Kiddy, Stepping Stones (en inglés y francés)...

En los Museos: Musée du Cinquantenaire, Musée des Enfants, el Institut Royal des Sciences Naturelles... Merece la pena echar un vistazo al buscador de actividades de la red de Museos de Bruselas.

Para los amantes de las ciencias los de Cap Sciences son una gran opción.

Para estar en contacto con la naturaleza y los animales, Ferme nos Pilifs, Ferme de la Hulotte, Ferme du Parc Maximilien...

Destinados a chicos y chicas a partir de unos 12 años, al margen de los otros stages hay algunos específicos: fotografía digital en Photo Contraste, deportivas y "de campamento" en Castor...

Si te parecen pocos hay unas cuentas webs que tienen sus buscadores de stages, Le Kid, Bruxelles.be tiene también un buscador, Famidoo o MPMag... 

Lo más importante es ¡apuntarse a tiempo!

¿Cuáles son los favoritos de tus hijos? Seguro que conoces muchos sitios más que nos puedes recomendar. ¡No dejes de comentar!


24 de marzo de 2018

Gofres belgas, de Lieja y de Bruselas.

El 25 de marzo es el Día internacional del gofre. Es una celebración de origen sueco y como Bélgica huele a gofre, me uno a la celebración: Pero ¿a qué gofre huele? porque, como todo en Bélgica, hay 2 tipos de gofres típicos, los de Bruselas y los de Lieja ¿los has probado? ¿conoces la diferencia?

Gofres belgas Gaufres Wafels Belgique
Los dos tipos de gofres belgas

Me encanta celebrar todo lo celebrable y más si implica meterme en la cocina, así que me parece la ocasión perfecta para explicaros la diferencia entre los dos tipos de gofre que hay en el país que inventó los gofres, para que luego no os llevéis la sorpresa.

En Bélgica, dependiendo de la región o del establecimiento, podrás probar los gofres de Lieja o los de Bruselas ¿en qué se diferencian?

Gofre de Lieja / Gaufre de Liège / Luikse Wafel 

Con origen en la ciudad valona de Liège, es el más antiguo, dicen que se remonta al s. XVIII. Quizá es el más popular. 

Gofre de Lieja Liège Luik gaufre wafel
Gofre de Lieja

Es un gofre de masa más densa, con los típicos agujeros cuadrados, con forma redondeada y más pequeño que el gofre de Bruselas. Se caracteriza por ser una masa dulce que, después de pasar por la plancha, aún conserva cristales de azúcar ya que se hacen con un azúcar perlado que en Bélgica se encuentra a toneladas.

 Azúcar perlada gofres gaufre wafelsucre suiker
Azúcar perlado para hacer gofres de Lieja

Lo normal es tomarlo solo, aunque a los turistas les encanta echarle por encima toneladas de frutas, chocolate o nata, ya que es una masa que lo aguanta todo. Y una curiosidad, la plancha del gofre de Lieja auténtico ha de tener 24 agujeros.

Gofre de Bruselas / Gaufre de Bruxelles / Brusselse Wafel

Dicen que su origen se remonta a mediados del s. XIX pero se hizo popular durante la Exposición Universal de Bruselas de 1958.

Gofre de Bruselas Gaufre bruxelles brusselse wafel
Gofre de Bruselas

En gofre de Bruselas se hace con una masa ligera, casi líquida, que no lleva casi azúcar. 
Son de forma rectangular, más grandes que los de Lieja, con los mismos agujeros cuadrados y con una textura más crujiente, la plancha suele ser de 20 agujeros.
Se sirven espolvoreados de azúcar glas, y se pueden acompañar de chocolate, nata o lo que se te ocurra.

¿Con cuál te quedas? ¿Gofre de Lieja o de Bruselas?

Por si te animas a hacerlos, te dejo las recetas... pero necesitarás una plancha típica o probar a hacerlos en la versión "al horno" con los moldes para gofres, claro, porque si no tienen la forma de agujeros cuadrados no son gofres...

Receta masa gofre de Lieja

Ingredientes: 250g de harina, 1 huevo grande, 10g de levadura fresca de panadería, 125g de mantequilla (preferiblemente dulce), 125ml de leche entera, 5g de sal, 10 azúcar, 150g de azúcar perlado. Opcional: 15g de miel, esencia de vainilla o cucharadita de canela.

Elaboración: 
  • Con todos los ingredientes a temperatura ambiente, disolver la levadura en una parte de la leche templada. Añadir el resto de la leche, la harina, el azúcar normal, la sal y el huevo y mezclar hasta obtener una masa homogénea.
  • Añadir la mantequilla en pequeños trozos, deberá estar blanda pero no fundida. Añadir si se desea un chorro de miel o pizca de canela o esencia de vainilla. Amasar durante varios minutos. Formar una bola y dejar reposar la masa en un bol, unos 30 minutos tapada con un trapo limpio.
  • A la media hora, la masa habrá aumentado su volumen, le añadiremos el azúcar perlado y amasaremos para que queden bien repartidas las perlas. Haremos de nuevo una bola con la masa y la dividiremos en pequeñas bolas de unos 100g de masa. Las dejaremos reposar tapadas con un trapo limpio durante un mínimo de 1 hora. Después podremos hacer nuestros gofres en la plancha.
  • Truco: La plancha ha de estar limpia, caliente y engrasada. Hay quien pasa las bolas de masa por azúcar glas para que no se peguen a la plancha. Estira y aplana un poco las bolas con la mano antes de meterlas en la plancha y no abras la plancha antes de que pasen al menos 3 minutos.
¡Cuidado! Saca los gofres de la plancha con la ayuda de un pincho. Servir caliente... con el acompañamiento que más te guste.



Receta masa gofre de Bruselas

Ingredientes: 250g de harina, 3 huevos, 15g de levadura fresca de panadero (ésta receta admite también levadura química, unas 2 cucharadits de café), 100g de mantequilla, 400 ml de leche entera, 5g de sal, 10g de azúcar, azúcar glas.

Elaboración:

  • Con todos los ingredientes a temperatura ambiente, disolver la levadura en una parte de la leche templada. 
  • Separar las claras y las yemas de los huevos. Montar las claras a punto de nieve en un bol y reservar.
  • Mezclar la harina tamizada, toda la leche, la levadura, azúcar, sal, mantequilla ablandada y la yemas de los huevos hasta obtener una masa homogénea. 
  • Con la ayuda de una espátula y movimientos envolventes, ir incorporando las claras a punto de nieve junto con el resto de la masa. Tapar y dejar reposar uns 45minutos antes de hacer los gofres en la plancha.
Truco: La masa es más líquida, llenar la plancha justo hasta que se cubran los agujeros con la ayuda de un cazo. No abrir la plancha hasta pasados mínimo 3 minutos.

Servir recién hechos espolvoreados con azúcar glas.

¿Qué gofres te gustan más, los de Lieja o los de Bruselas? ¿te animas a hacerlos? ¡Cuéntame en los comentarios!

Y ¡feliz día del gofre!

28 de febrero de 2018

Musée des enfants. El museo de los niños en Bruselas.

Con más de 40 años de actividad e inspirado en el Children's Museum de Boston, Bruselas cuenta con un museo especialmente dedicado a los niños, Le Musée des Enfants - Het Kindermuseum.


Se trata de un espacio educativo centrado en el juego infantil para ayudarles a descubrir y conocer mejor el mundo que les rodea; pero no esperes tecnología, encontraréis salas diseñadas en madera, donde los peques podrán tocarlo todo y los padres, profesores o animadores podrán contarles historias o dejarles que descubran qué es cada cosa por sí mismos.

Musée des enfants

Musée des enfants

Musée des enfants

Cada 4 años el museo se renueva y la exposición cambia. Hasta 2018 podremos ver la exposición "S'émerveiller" donde los peques pueden usar sus 5 sentidos para descubrir personajes históricos, cosas de la vida cotidiana, conocer el cuerpo humano, perderse en la casa de los cuentos, convertirse en esquimales, entrar en un submarino, simular que son hormigas, subirse a un escenario y muchos otros tesoros por descubrir.

Musée des enfants


Musée des enfants

Además, el museo tiene talleres guiados por monitores (incuidos en el precio de la enrada) en los que los más pequeños podrán entretenerse y aprender al mismo tiempo cocina, manualidades, arquitectura, teatro o cuentacuentos...

También se pueden organizar cumpleaños y tiene stages en época de vacaciones escolares. Y actividades los miércoles por la tarde.

Musée des enfants

El Musée des Enfants se encuentra en IxellesRue du Bourgmestre 15. Ocupa una casa preciosa por dentro y por fuera, conocida como La Maison Jadot, dentro del Parc Jadot que cuenta con columpios, huerto urbano, algunos animales de granja y bastante espacio para incluso merendar si el tiempo acompaña.

Musée des Enfants

Musée des Enfants

La Maison Jadot en Parc Jadot:
Datos importantes:
  • El Museo además tiene un cafetería en la que poder tomar algo mientras los peques juegan o hacen los talleres. 
Cafe Musée des enfants
  • Se puede acceder con silla de ruedas pero los carritos de bebé hay que dejarlos abajo. 
  • Precio: gratis para los menores de 3 años, para el resto 8,50€ (salvo si eres de Ixelles, 6,80€)... y se puede sacar un bono. Pago únicamente en efectivo.
  • Horario: varía depende de la época del año. Consultad su web
A nosotros nos gustó mucho, mi peque celebró su 6º cumpleaños allí y el Parque Jadot es muy acogedor cuando hace bueno. ¡Os recomiendo la visita! 

¿Habéis estado? ¿Os ha gustado? ¡Contadme!

9 de febrero de 2018

Carnaval en Bélgica

Comienzan las vacaciones de Carnaval en Bélgica. La próxima semana no hay clases con motivo de la celebración del Carnaval... pero ¿Hay tanta tradición carnavalera?

En Bruselas quizá no tanta, al ser una capital tan internacional, durante ésta semana lo que más se nota es el descenso de población porque mucha gente ya tiene la escapada planeada a sus países de origen desde que nos dieron el calendario escolar, pero ¿entre los belgas hay tradición carnavalera?

Pues sí. Tanto que en un par de ciudades belgas el Carnaval Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO. Durante el domingo, lunes y martes de Carnaval, las ciudades se llenan de cortejos, gigantes, máscaras, música y fiesta... y de paso de burla a políticos e intentos frustrados de ahuyentar al invierno.

Gilles Carnaval Binche
Foto de los Gilles por Marie-Claire (Own work) [CC BY 3.0], via Wikimedia Commons

Uno de los más destacados es el Carnaval de Binche, en la región de Valonia. La ciudad medieval se transforma durante las fiestas de Carnaval cuyo origen se remonta a la Edad Media. El Dimanche Gras el centro de la ciudad se llena de los Mam'selles (hombres disfrazados de extravagantes mujeres). El día más importante de las fiestas de Binche es el Mardi Gras con la aparición de los legendarios Gilles, con sus trajes rojos, amarillos y negros, sus máscaras y sombreros de plumas de avestuz. Hacen su desfile moviendo unos grandes cascabeles al cuello y vistiendo zuecos de madera. Les suelen acompañar pierrots, arlequines y bandas locales haciendo "el paso de Gille" hasta la Plaza Mayor donde se hace el baile de los Gillles bajo fuegos artificiales.


Gillles del carnaval de Binche
Desfile de los Gilles

También Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO el Carnaval de Aalst en Flandes Oriental. Es una fiesta satírica con más de 600 años de antigüedad que reune a todos los vecinos y atrae a miles de foráneos durante los tres días de celebración. Se elige al Príncipe del Carnaval, se le nombra Alcalde y se le entragan las llaves de la ciudad en una ceremonia llena de sátira política. También hay desfile de gigantes, baile de escobas en el Mercado Central para ahuyentar al invierno, desfile de "Voil Jeanet" con jóvenes disfrazados de mujeres (al estilo Doña Croqueta rococó) y, como fin de fiesta, la quema de las figuras del carnaval.

Foto de las carrozas del Carnaval de Aalst por Door Wikisid CC BY 3.0Link
"Voil Jeanet" de Aalst, fuente https://www.aalstcarnaval.be
Otros carnavales destacados de Bélgica se celebran en Malmedy, en Valonia (provincia de Lieja) y es conocido como Cwarmê. Comienza oficialmente el sábado de carnaval y durante 4 días la ciudad es una fiesta, desfilan las agrupaciones, se celebra el desfile de las Haguètes, con trajes coloridos, un gran sombrero de plumas de avestruz y que, portando una gran pinza llamada hape-tchâr te pueden atrapar y hacerte arrodillas ante ellas para pedirles el tradicional perdón. El lunes hay desfiles satíricos y se cierran las fiestas el mardi de gras con el Mâssis Toûr, recorriendo las asociaciones carnavalescas y haciendo la quema de la Haguète.

Haguète Malmedy Cwarmê
Una Haguète con su pinza atrapando a un paisano. Foto de Sudinfo.be
Esta es una pequeña muestra del folklore carnavalesco belga, pero sin duda, hay mucho más.

Si estás en Bruselas durante estos días podrás comprobar también que se celebran muchas fiestas y muchas actividades relacionadas con el Carnaval y, en algunos barrios se celebra especialmente.

Carnaval d'Oruro Bruselas
Manneken Pis vestido de diablo boliviano



Y a ti ¿te gusta el Carnaval? ¿Conoces algún otro carnaval en Bélgica que haya que visitar? ¿Tienes algún plan carnavalero para éstas vacaciones? ¡No dejes de contárnoslo!

29 de enero de 2018

2 de febrero. Fête des Chandelles o la Chandeleur

El 2 de febrero se celebra en Bélgica la Fête des Chandelles o la Chandeleur (la fiesta de las candelas o la Candelaria) y la tradición aquí es la de reunirse con la familia y los amigos a comer crêpes, pero ¿por qué?.

El 2 de febrero es el día de la virgen de la Candelaria, 40 días después de Navidad, y el origen de la celebración proviene de la época de los Romanos, cuando hacían una fiesta pagana agitando antorchas y poniendo candelas como símbolo de purificación. No fue hasta el año 472 d.c. que el Papa Gelasio I decidió cristianizar esta fiesta, que se convertiría en la celebración de la presentación de Jesús en el Templo de Jerusalem y la purificación de la Virgen María, conmemorándolo con procesiones con velas.

Pero ¿y las crêpes?

La tradición se remonta a una vieja creencia de que si no preparabas las crêpes por la Chandeleur la cosecha de trigo del año se echaría a perder. Dice el refrán "Si point ne veut de blé charbonneux, mange des crêpes à la Chandeleur"... algo así como "Si no quieres que el trigo enferme, come los crêpes por la Candelaria"...

Pero no quedan ahí las tradiciones. También está la de la tradición de la moneda de oro.

Manda la tradición que hay que darle la vuelta en el aire a la primera crêpe mientras sujetas una moneda de oro en la mano izquierda... y envolver la moneda en la crêpe (y dejar la tortita en lo alto de un armario hasta el año siguiente, cuando había que recuperarla y entregársela al primer pobre que encontraras para asegurar la prosperidad de la familia todo el año... pero esto ya me parece que las inspecciones de sanidad lo han prohibido - Puaj!)

En Bruselas ya no se hacen procesiones de velas ni otros ritos por éste día, pero sí se mantiene la tradición de juntarse a comer crêpes con la familia o los amigos. Es normal ver tiendas decoradas y supermercados preparados con todo lo necesario para cocinarlos y hasta los peques preparan crêpes en el colegio.

Crêpes Chendeleur


En medio mundo sí es tradición del 2 de febrero festejar la luz, la bonanza o predecir el tiempo. Salidas al campo, fuegos, tamales, hogueras, comida, fiesta... y hasta ¡el día de la marmota!. Porque la meteorología también depende del tiempo que haga el 2 de febrero y si la primavera se adelantará (si hace malo) o continuará el invierno (si hace bueno).

Los belgas son muy aficionados a estudiar el tiempo (siempre buscando el sol) y dicen aquello de "À la Chandeleur l’hiver se meurt ou prend vigueur" (Por la Candelaria, el invierno se muere o coge fuerza)...

En esto el refranero español también está bien surtido, os dejo un enlace del Insituto Cervantes sobre Romances de la Candelaria y meteorología popular en todo el mundo.

Yo me apunto a celebrar todo lo que haya que festejar y me gusta especialmente que se mantenga la tradición de los crêpes... y si tienen un poco de canela, mejor -ñam!

Crêpes Chendeleur

¿Hacemos crêpes?

Es fácil, te dejo la receta de los míos:
Ingredientes: 125 g de harina, 250 g de leche, 1 huevo L, pizca de azúcar y de sal, 1/2 cucharada de mantequilla o aceite. (La harina puede ser sin gluten y la leche de cualquier variedad vegetal y seguirán saliendo muy ricos).
Elaboración: Batir todos los ingredientes y dejar reposar la masa ligera una media hora.
Engrasar una sartén plana anti-adherente e ir echando la masa estirándola con movimientos de la sartén para que queden todo lo finos que quieras. Cuando estén dorados por un lado, dar la vuelta (en el aire, con una espátula, con la mano... como quieras... incluso con la moneda de oro en la mano izquierda -jeje...).
Servir como más os gusten. Azúcar, canela, miel, chocolate, fruta, o en versión salada...

¿Cómo te gustan a ti?

22 de noviembre de 2017

Mercado navideño de Bruselas

Desde el último fin de semana de noviembre y durante todo el mes de diciembre, el centro de Bruselas se transforma en un mundo mágico para celebrar la Navidad. Plaisirs d'hiver o Winter pret es el programa navideño que cada año transforma la ciudad por éstas fechas y que en 2017 comenzará éste viernes 24 de noviembre.



El mercado navideño de Bruselas está entre los 10 mejores mercados de Europa y su posición es muy merecida. Voy a contaros por qué.

La Grand Place
De por sí es espectacular, pero con la decoración Navideña y el espectáculo de luces y sonido cuando anochece, visitar la Grand Place, con el árbol de Navidad que cada año es de origen diferente (éste año de Valonia) es imprescindible, diría que incluso sobrecogedor.

Grand Place Bruselas Noël

El espectáculo dura 15 minutos. De L-J a las horas en punto y V-S-D cada 30 minutos. De 17 a 22:30 horas.

El Mercado - Marché de Noël
Más de 270 casetas de madera, decoradas e iluminadas, donde comprar productos típicamente navideños, regalos, decoración y también puestos de comida y de bebida de distintos puntos del planeta.

Un recorrido de 2,5 km entre la Place de la Monnaine, Sainte Catherine, La Bourse... en el que ir haciendo paradas y recargar espíritu navideño.

Foto de Plaisirs d'Hiver

La pista de patinaje sobre hielo de la Place de la Monnaine
Hasta el final de las vacaciones de Navidad (primera semana de enero), para que los más pequeños puedan disfrutarlo aún más, se instala una gran pista de patinaje sobre hielo con una pequeña sección para los peques (o los no iniciados). Abrígate bien y anímate a patinar...



Horario de 12 a 22... y precios de 5 a 8€.

La gran noria

Foto de Plaisirs d'Hiver
Para disfrutar desde las alturas de las vistas de Bruselas navideño.
La gran noria de 55 metros de alto es un clásico para todas las edades. (4 a 6€)

El Carrusel de Julio Verne


Un espectacular carrusel vintage en la Place de Sainte Catherine que hará las delicias de los más pequeños. (2,50€)

Y mucho más, el tobogán slalom como si te tiraras en trineo por la ladera de una montaña, el pabellón Leffe para los mayores, el Museo de la Luna y exposiciones, conciertos, iluminación especial en fachadas de los monumentos... ¡no falta detalle!

Y algunas fechas importantes:
El desfile inaugural el viernes 24 de noviembre en la Grand Place a las 17:45.
El fin de semana Make-a-wish para recaudar dinero para los niños enfermos. (16 y 17 de dic de 11 a 19 horas en la Grand Place).

Tengo que reconocer que me gusta la Navidad y ésta será la 4ª que pase aquí, ya que vine por primera vez en plenas navidades a buscar casa. Ya os lo conté, la Grand Place con la luz y la música no la olvidaré jamás.

Merece la pena repetir, o a lo mejor tienes visita en estos días. Grandes y pequeños tenemos ahora una buena temporada de planes con solo salir a la calle. ¿Qué es lo que más te gusta a ti?

10 de noviembre de 2017

Filigranes y Le Wolf, mucho más que dos librerías en Bruselas

¿Qué mejor sitio para refugiarse de la lluvia o del frío que un buen libro? Y mucho mejor si puedes ir a escuchar cuentos, hojear novelas y comprar libros (y más) en una cálida librería. En Bruselas mis favoritas son Filigranes y Le Wolf, y ahora descubriréis por qué.

 Filigranes  Le Wolf Bruxelles
Filigranes es la primera que descubrí.
Está situada en la Avenue des Arts, 39-42 (Bruselas)

Es una librería enorme (2600m2),  una de las más grandes del mundo, aunque los más críticos dirán que parece un centro comercial porque vende de todo (juegos, papelería, juguetes, regalos...).

Me gustan sus pasillos y recovecos llenos de libros, la variedad de temas y su amplia colección en otros idiomas, la papelería, la zona de juegos y de juguetes... y su café.
A mis hijos les encanta perderse en la zona infantil, con los juegos, los juguetes y los cuentos.
A todos nos encanta por su agenda de actividades, la zona de prensa y revistas, los cuentacuentos de los fines de semana... y la posibilidad de sentarte a tomarte algo echando un vistazo a tus compras.
¿Y te he dicho ya que abre los domingos y festivos?
Para los más pequeños, merece la pena estar atento a su agenda para enterarte de actividades y talleres como los cuentacuentos de los domingos, también en varios idiomas. Puedes seguirla aquí.


Le Wolf es una librería especializada en literatura infantil y juvenil. Además organiza fiestas de cumpleaños, stages para las vacaciones, talleres, actividades (no necesariamente para pequeños).
Tiene el añadido de estár en pleno cetro de Bruselas, junto a la Grand Place, en Rue de la Violette 18/20. 
Puedes ir e echar un vistazo a los libros y juegos (principalmente en francés y neerlandés), dejar que los pequeños exploren, lean y jueguen en la sala que tienen acondicionada, tomarte algo en su Cantine du Chaperon, o apuntarte a su Juke-Box à Histoires, donde los peques pueden articipar escuchando los audiolibros interactivos en varios idiomas.

Le Wolf Bruxelles

Nos gusta porque los peques tienen su espacio, descubrimos nuevos libros para ir practicando nuestro francés y podemos tomarnos un té con tarta.
Le Wolf abre de martes a domingo. Merece la pena seguirles en su página de Facebook para estar al tanto de las actividades que organizan.

Rodearse de libros es uno de los mejores planes para el otoño e invierno belgas. Os animo a que descubráis estas dos librerías de Bruselas. ¿Has estado? ¿Tienes alguna otra favorita? ¡Cuéntamelo!