19 de octubre de 2015

Excusez mon français. Duolingo.

Hasta hace un año nunca se me pasó por la cabeza aprender francés. De hecho estaba convencida de que mis cuerdas vocales nunca podrían reproducir ciertos fonemas y de que jamás sería capaz de decir "Royaume-Uni" en voz alta sin partirme de risa... y su consabido quatre points.

Ahora me como mis palabras y aquí me tenéis, luchando cada día por pronunciar correctamente tanta vocal nasal y tanto acento circunflejo...

Han sido ya varias las personas que me han comentado que lo mejor para aprender un idioma nuevo cuando ya tiene una cierta edad es echarse un novio nativo. Como eso no termino de verlo claro, y mi marido tampoco, por ahora vamos a limitarnos a otros métodos.

La primera cosa que tenéis que tener clara si pensáis embarcaros en una aventura en Bruselas es que aquí, no se habla inglés.

Yo llegué con la frase muy bien aprendida...
-Excusez moi, je ne parle pas français. Parlez-vous anglais?
(Perdóneme, no hablo francés. ¿Habla usted inglés?)

Y es que a lo mejor no te hace falta el francés en algunos trabajos, ni tampoco en el colegio si mandas a los críos al colegio británico o a la Schola Europaea, pero para la vida diaria, incluso siendo el flamenco la otra lengua oficial, sin el francés vas a tener complicado entenderte. Gestiones, hablar con el fontanero, con tu vecina, preguntar en la guardería, comprar un chisme en el Brico, no equivocarte de etiqueta en el supermercado (eso pasa). Aquí es fácil que mucha gente sepa algunas frases en inglés o incluso en español, pero la única forma de entenderte con todos es en francés. Si sales de Bruselas la cosa cambia, pero de eso ya hablaremos cuando me lance a aprender flamenco.

Así que si queréis poneros manos a la obra estudiando francés, aquí os voy  a ir contando las herramientas más útiles que he ido encontrando, probando, descartando y usando para aprender francés.

Porque mi frase ahora es:

-Je parle un peu français... (Hablo un poco de francés)

Poco a poco... echándole cara, siguiendo el ejemplo de mi hija de 4 años, que cuando no sabe una palabra se la inventa y haciendo un poco el Tip y Coll con el vaso de agua.

Y por ahora entiendo más de lo que hablo.

Estamos trabajando en ello.




Voy a empezar hablando de Duolingo.



Duolingo es un sitio web gratuito (que también cuenta con aplicaciones para dispositivos móviles) destinado al aprendizaje de idiomas. La página está disponible en varios idiomas (español incluido) y ofrece cursos de muchos más idiomas gratuitos, sin publicidad, sin compras adicionales. Puedes aprender francés para españoles, como hago yo, o sueco para ingleses o alemán para rusos... hay muchas combinaciones de idiomas. No descarto el de neerlandés en inglés un año de estos.

Funciona registrándote con un correo, tu cuenta de Facebook o Google y puedes ir aprendiendo el idioma que elijas llevando un control.



Los idiomas están divididos en niveles que incluyen pequeñas lecciones temáticas para practicar lectura, escritura, pronunciación; y está planteado como un juego, los aciertos dan puntos y los errores quitan vidas. Para poder ir avanzando debes ir superando los niveles y puedes repetir y repasar las partes que más hayas fallado.



Son pequeñas lecciones que puedes ir completando en ratos libres y se hacen de manera bastante dinámica. Y además puedes ir compartiendo tus avances con compañeros y te hace recordatorios para que no dejes de practicar.



Consigue hacerlo divertido, con cierto pique, se puede ir haciendo en ratos libres y es muy útil cuando partes de un nivel bajo o muy bajo, como es mi caso.

¿Lo habéis usado? ¿Habéis notado avances?

Contadme. Próximamente os iré hablando de otros medios para aprender francés ¿cuál usáis vosotros? Espero vuestros comentarios.

2 comentarios:

¿Qué te ha parecido? Deja un comentario s'il vous plaît ;-)